¿Eres diseñador o diseñadora gráfica? Esto te va a encantar, créeme:

Hace unos días me escribe una clienta diciéndome que tiene una ONG y que está buscando un diseñador gráfico para que realice un cartel y unos Flyers, y me cuenta que como no pueden pagar mucho dinero, me pide por favor que yo le haga todo el trabajo por una cantidad X, la cuál, por cierto, es bastante menor a la que yo estoy acostumbrado a cobrar.

Sin problema, le digo, será un gran placer trabajar para ti y para tu ONG. Y a continuación, en el email, le describo mis condiciones, las cuales siempre pongo al final de cada email en el que mando un presupuesto a un cliente, es decir: La forma de pago mediante tranferencia,  y que yo cobro el 50 % del presupuesto por anticipado cuando se trata de diseño, y el 100 % cuando se trata de impresión.

Diseñador, diseñadora, atenció aquí: los geniales acontecimientos que se sucederán a continuación sé de buena fe que te van a gustar.

Esto es lo que ella me contestó;


Buenas Antonio,

¡Feliz 2016!

He estado intentando hablar contigo por teléfono, pero no ha sido posible.
¿Tu número de móvil es: 675 600 670?

Veo que me estás intentando facturar cuando ni siquiera hemos hablado del diseño o de las ideas del diseño que tienes para la cartelería del evento….

Lo suyo (*¿Lo suyo dónde, estimada clienta?) es que primero hablemos sobre los temas que podría incluir el cartel, y, luego me envíes dos o tres maquetas (con tu marca de agua, para tu seguridad), (*Ah gracias, ahora me quedo muchísimo más tranquilo con el tema de la seguridad) y vayamos ajustando el diseño…. se supone que vosotros sois los creativos; (*Pero sólo se supone ¿eh?, las 6 páginas web que tengo repletos de portfolios de diseños, y los más de 3.000 seguidores que tengo en las redes sociales, no cuentan) yo puedo sugerir, pero la idea final la plasmáis vosotros, que sois los artistas…. (*¡Gracias!).

Creo que te envíe el cartel y los flyers de la edición anterior, como referencia…. y no me has comentado nada.

Por favor dime algo en cuanto puedas y hablamos el lunes por teléfono.
Si crees que esta no es tu línea de trabajo, te agradecería me recomiendes a otro colega tuyo, de Diseño o Bellas Artes… (*Sí, dame un minutito).

Quedo a la espera de tus comentarios.


Y yo, después de llevar seis años tratando de sacar adelante mi bonito negocio…

Esto es lo que yo le respondí:


Hola XXXX

buenas tardes 🙂 , muchísimas gracias por tu email,

Te cuento, no es que esté intentando facturar, lo que hago es exponerte mis condiciones de trabajo, que son cobrar el 50 % por anticipado cuando se trata de un diseño y un 100 % cuando se trata de la impresión.
Y puesto que no sería profesional sugerirte que me hagas una transferencia sin una previa factura por mi parte, te pido datos fiscales para poderte facturar.

Si me permites profundizar un poquito más en esta idea, teœœœ cuento;

Hay dos tipos de diseñadores:

1) Los que se ponen a trabajar inmediatamente en una idea en cuanto un cliente se muestra interesado, y que en muchos o muchísimos casos acaba regalando su trabajo y nunca lo cobra, porque el cliente decide unilateralmente no continuar con el trabajo por sus muchas y muy dignas razones, y…

2) Los que actuan como una empresa, donde no invierten su tiempo, sus conocimientos, su creatividad y sus medios materiales, sin contar con una seguridad económica previa. Mi seguridad no es una marca de agua, mi seguridad es trabajar sabiendo que si el cliente decide no continuar su trabajo, mis horas habrán sido cobradas.

Te animo a que leas este artículo que escribí sobre algunas cosas que aprendí como diseñador gráfico:

Hasta pronto XXXX, espero que pases un día precioso,

 

Y esto, amigos y amigas diseñadores, es lo más importante que he aprendido en todos mis años de trabajo: NO REGALES TU TIEMPO SALVO CUANDO QUIERAS REGALAR TU TIEMPO.

Si ves que un cliente te pide o te insinua que trabajes gratis, ¡¡HUYE!!

Sígueme en twitter
Sígueme en facebook

#¿Quieres leer más? Échale un vistazo a Las 30 cosas que he aprendido en 30 años.