Después de llevar más de siete años como diseñador gráfico autónomo con mi estudio de diseño, bien posicionado en internet, y recibiendo varios currículums al día desde todas partes de España, he pensado que quizás podría escribir un pequeño artículo para ayudar a todas esas personas que, con toda su buena intención, me mandan un currículum tan nefasto y triste que jamás pasaría el filtro de un futuro empleador en cualquier empresa.

A grandes rasgos hay dos maneras de buscar trabajo:

1) En páginas donde busca absolutamente todo el mundo y la competencia es tan alta que te hace quitar las ganas de buscar.

Recuerdo nítidamente las horas que empleaba buscando trabajo, cómo veía pasar toda mi vida frente a mis ojos cuando, ilusionado, entraba en páginas web como infojobs, y cómo me desmoralizaba cuando veía que otras 1.000 personas habían realizado el mismo proceso antes que yo. Cuando la lucecita del trabajo que esperabas se ponía en naranja y decía que estaba en proceso, te palpitaba el corazón más rápido pensando que quizás había una posibilidad. Y, si finalmente esa lucecita ponía en verde diciendo así que entrabas dentro de los candidatos y del futuro proceso de selección, la alegría ya era máxima y tus esperanzas te desbordaban.

Sin embargo, con la cantidad de paro que hay y con el inmenso número de personas que buscan trabajo, lo normal es que la competencia por el puesto de trabajo que buscas sea tan grande que jamás ocurra eso y nunca recibas ni una mísera llamada.

2) Usando tu imaginación, creatividad, habilidades sociales y contactos.

Para usar esta segunda opción que te voy  contar, la opción que yo recomiendo a todas las personas que conozco, la opción que yo mismo hice cuando las páginas de búsqueda de empleo me hacían perder la ilusión y la vida, la opción que tuvo que sacar necesariamente lo mejor de mí y sacarme de mi zona de confort, la opción que ahora tengo el placer de ver desde el otro lado del mostrador y con la perspectiva contraria… tienes que tener unas cuantas cosas en cuenta, que espero explicarte de la mejor y más sencilla manera posible.

Estos sos mis cinco consejos para buscar trabajo en España mandando emails a empresas:

1) Sé breve. MUY breve.

Scott Adams dice en su genial libro “cómo fracasar en casi todo y aún así triunfar“, que cuando estés escribiendo un email imagines que te pagan 100 euros por cada palabra que elimines.

También me recuerda a un tweet buenísimo que vi hace poco de Ala Afshar, CDE (Chief Digital Evangelist) de Salesforce:

Cómo escribir un buen email:

  1. Escribe el email.
  2. Borra prácticamente todo.
  3. Mándalo.

Fácil, ¿no?, recuérdalo por favor la próxima vez que mandes una presentación acompañando tu currículum. Si tardas más de treinta segundos en leerla, es que es demasiado larga.

2) Que tu email pese poco. MUY poco.

Este consejo va dirigido sobre todo a los que tenemos una profesión creativa donde necesitamos mostrar nuestro trabajo.  (Diseñadores gráficos/de moda/industriales, arquitectos, fotógrafos…)

Imaginemos alguien que está en búsqueda de empleo, imaginemos que esa persona se dispone a enviar un email con su currículum y portfolio, cuyo peso es de 10-15-20 megas porque se muestran unas fantásticas imágenes de sus trabajos. Es posible que esa persona piense que, adjuntándolas en el email, sus posibilidades de éxito aumentan porque lo verán más rápido.

Yo pienso de otra manera.

Pienso en que mi bandeja de entrada no puede recibir más emails porque he superado el límite de espacio.
Pienso en que si en 2015 eres creativo y no tienes una página web donde mostrar tus trabajos, aunque sea una de esas gratuitas, deberías hacerla inmediatamente para estar dentro del juego, o al menos dentro de mi juego (por no decirte que pienso que estás perdiendo el tiempo).
Pienso que no te fijas en los detalles, y los detalles son la clave para buscar un trabajo o para hacer cualquier cosa que merezca la pena.

3) Que no haya faltas de ortografía.

Quizás no seamos muchos en España los que nos preocupamos por la ortografía y por un correcto sentido literario. Pero si el receptor de tu email es casualmente uno de ellos y tu proposición tiene faltas, perderás muchísimos puntos de golpe. Presta toda la atención que puedas a tu email, dale la importancia que merece al acto de entrar en la vida de una persona, o de una empresa, buscando (supuestamente) ofrecer lo mejor de ti.

Aunque siendo sinceros, entre tú y yo, si tuviera que pagar un céntimo por cada email importante que he escrito y que contenía faltas o incoherencias, sería pobre. Eso me lleva a recordar esta gráfica:
como mandar un buen emailHay que tomarlo con humor. Pero hazme caso, dale la importancia que merece y si puedes haz que lo lea una tercera persona antes de enviarlo. Detectará los errores por ti y tu email quedará mucho más bonito, detallista y profesional, y eso no tiene precio.

4) Sé un francotirador, no un spammer.

Dale Carnegie escribía hace muchos años en su famoso libro “cómo ganar amigos e influir sobre las personas“, que para el ser humano no hay palabra más bella y que más le guste escuchar, que su propio nombre.

Cuando recibo una autocandidatura de una persona que me dice “Estimado no sólo ideas”, o mejor aún “me encantaría trabajar en su agencia de publicidad”, me doy cuenta rápidamente de que esa persona no se ha tomado la molestia, ni el tiempo, de mirar a quién estaba escribiendo.

Me llamo Antonio, lo pone en prácticamente todas mis webs y redes sociales, y lo que tengo es un pequeño, pequeñísimo estudio de diseño gráfico.

Encontrar trabajo requiere generalmente de mucho tiempo, y como todo lo que lleve tiempo y esfuerzo, hay que planificarlo y meditarlo para aumentar las posibilidades de éxito.

Busca información de la persona que va a recibir tu email, si no lo encuentras no pasa nada, pero sí que puedes encontrar información de la empresa a la que la escribes. A qué se dedican, cuántos trabajadores tiene, si buscan empleados, etc.

Créeme si te digo que en menos de cinco minutos puedes encontrar la suficiente información de una empresa o persona como para que cuando el receptor abra tu email, piense que sabes mucho de ella y que realmente estás interesado en trabajar con ellos y no con otros.

Haz sentir especial a tu futuro empleador, exactamente del mismo modo que te gustaría que te hicieran sentir a ti al recibir un email personalizado diciendo “Muchas gracias por enviarnos tu currículum, Juan Manuel, lo tendremos en cuenta para futuros procesos de selección. Por cierto, muy interesantes tus fotografías sobre Marruecos”.

Quizás el empleador ha echado un rápido vistazo a las fotos y ha visto una de Marrakech que ha captado su atención, todo eso en diez segundos, diez segundos que marcan un antes y un después en la manera en la que Juan Manuel verá a esa empresa.

 

5) Crea un sistema.

Desde hace ya un buen tiempo,he escuchado una idea muy interesante que dice que las personas que consiguen sus propósitos tienen sistemas, y que los que fracasan tienen metas.

Una meta es querer tener un cuerpo más bonito para el verano.
Un sistema es correr todos los días 25 minutos y hacer 50 flexiones hasta que llegue el verano.

Una meta es encontrar trabajo de diseñador gráfico en un buen estudio.
Un sistema es buscar información diaria de 15 estudios de diseño gráfico, preparar un email personalizado a cada uno, y enviárselo cruzando los dedos.

Una meta es ganar dinero con un blog.
Un sistema es escribir un artículo diario para recomendaciones y tendencias.

Sé por experiencia que buscar trabajo en España puede resultar desesperante, pero si lo ves como uno de tantos procesos en la vida donde requieres de un plan y una metodología, quizás te resulte hasta una experiencia enriquecedora.

Sé breve, sé directo/a, sé natural, sé espontáneo, SÉ CREATIVO, usa tu sentido del humor, y tus contactos, y tus habilidades. Piensa en qué problema vas a solucionar a la empresa, piensa en por qué esa empresa debería contratarte (y pagarte) y házselo saber. Sé cariñoso, y profesional, y educado, sé humano.

Pide feedback, pregúntales que cómo puedes mejorar tus emails, hazles pensar, haz que se fijen en ti del modo que sea.

¿Quieres saber un secreto, el sexto consejo?

Es algo muy simple pero muy efectivo: Pídele a una empresa que te hagan por favor una entrevista, y diles que no importa si no están buscando a alguien o no pueden contrartarte. Explícales que lo único que quieres es mejorar tus habilidades frente a un entrevistador y que les estarías muy agradecido/a. Saber hacer bien una entrevista es uno de los

Quizás te interese leer: Las 10 cosas que he aprendido como diseñador gráfico autónomo.

Estos han sido mis 5 consejos para encontrar trabajo en España.

Sígueme en twitter
Sígueme en facebook